Privacidad y Compliance Penal

La normativa en materia de protección de datos y privacidad ha cobrado una importancia capital en los últimos años. Este hecho se debe principalmente al creciente desarrollo de las nuevas tecnologías y las herramientas informáticas, y en especial el auge de internet y el comercio electrónico, que facilitan la obtención y acceso a numerosos datos de los particulares. Por ello, las instituciones han establecido los principios y obligaciones en materia de protección de datos, de obligado cumplimiento por las empresas como entes que tratan con dichos datos, y cuya violación puede acarrear la imposición de importantes sanciones, incluso en el ámbito penal, lo cual conecta a esta materia con el Compliance Penal y los obligatorios Modelos de Prevención de Delitos exigidos por el Código Penal español a todas las personas jurídicas.

Hoy en día, todas las organizaciones manejan datos, y por tanto deben tener cubierta la parcela del asesoramiento sobre aplicación de la LOPD, Privacidad y Comercio Electrónico, según nuestro entender, bajo abogados especialistas en la materia.

El Código Penal español no es ajeno a la importancia que la privacidad y los datos tienen en el mundo de los negocios, y por ello ha recogido igualmente una serie de delitos por los que una empresa puede ser condenada, si no cuenta con el exigido Modelo de Compliance Penal o de Prevención de Delitos.

Proteger de manera eficaz la información que generamos es proteger derechos fundamentales. Ciertos aspectos deben ser controlados por una organización en materia de privacidad y protección de datos, mediante la adopción de una serie de protocolos y procedimientos:

  • Diagnosis inicial del cumplimiento Legal.
  • Inscripción de ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).
  • Redacción del Documento de seguridad y anexos.
  • Estudio para la correcta obtención del consentimiento del afectado.
  • Redacción de clausulados relativos al ejercicio de los derechos.
  • Redacción de contratos con encargados del tratamiento.
  • Clausulados de contratos de trabajo para los empleados.
  • Cláusulas a insertar en los correos electrónicos de la empresa.
  • Textos de la Política de Privacidad para la página Web.
  • Control, revisión y auditorías por el responsable en protección de datos (LOPD).

 

Para las sociedades, profesionales y usuarios que desean desarrollar sus actividades en Internet con todas las garantías jurídicas y en cumplimiento de la normativa aplicable, el asesoramiento es fundamental en el derecho digital en aspectos como los que a continuación se enuncian:

  • Asistencia, negociación y redacción de contratos específicos para los distintos servicios.
  • Revisión de las plataformas digitales y redes sociales en el cumplimiento de la normativa aplicable.
  • Redacción de normas de uso.
  • Avisos legales y política de privacidad, LOPD.
  • Redacción de contratos marco sobre condiciones generales de contratación.
  • Contratación online.

 

El Código Penal español no es ajeno a la importancia que la privacidad y los datos tienen en el mundo actual, y por ello ha recogido igualmente una serie de delitos por los que una empresa puede ser condenada, si no cuenta con el exigido Modelo de Compliance Penal o de Prevención de Delitos. Los artículos 197, 197 bis y 197 ter describe las conductas perseguibles penalmente:

  • Apoderarse de un tercero sin su consentimiento y para vulnerar su intimidad, de papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales, interceptar sus telecomunicaciones o utilizar artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación.
  • Apoderarse, utilizar o modificar sin autorización, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado.
  • Acceder por cualquier medio, alterar o utilizar en perjuicio de su titular, los datos señalados en el párrafo anterior.
  • Difundir, revelar o ceder a terceros los datos o hechos descubiertos o las imágenes captadas a que se refieren los párrafos anteriores.
  • Realizare la conducta descrita en el párrafo anterior conocimiento de su origen ilícito y sin haber tomado parte en su descubrimiento
  • Difundir, revelar o ceder a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de una persona sin su autorización que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona.
  • Acceder vulnerando las medidas de seguridad establecidas para impedirlo, y sin estar debidamente autorizado o facilitar a otro el acceso al conjunto o una parte de un sistema de información o se mantenerse en él en contra de la voluntad de quien tenga el legítimo derecho a excluirlo.
  • Interceptar sin estar autorizado transmisiones no públicas de datos informáticos que se produzcan desde, hacia o dentro de un sistema de información, incluidas las emisiones electromagnéticas de los mismos.
  • Sin estar autorizado, producir, adquirir para su uso, importe o, de cualquier modo, facilitar a terceros, un programa informático, concebido o adaptado principalmente para los anteriores delitos; o una contraseña de ordenador, un código de acceso o datos similares que permitan el acceso.

 

Las penas por la comisión de los anteriores hechos, son las siguientes:

  • Pena de multa.
  • Disolución.
  • Suspensión de sus actividades
  • Clausura de sus locales y establecimientos
  • Prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido, favorecido o encubierto el delito.
  • Inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social.
  • Intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores.

 

En QUINTERO ABOGADOS Tenerife somos especialistas en compliance y gestión de riesgos penales, y proporcionamos a las empresas un servicio personalizado de asesoramiento y elaboración de los modelos o programas de compliance penal exigidos por el Código Penal español.

 

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.